domingo, 5 de junio de 2011

EL FANDANGO DE CALAÑAS (con mayúsculas)

Aprovechando la publicación del libro Una vertedera grande” de Don Miguel García Gómez, que es una recopilación de letras propias de fandangos, en su interior varias personas que han colaborado en su contenido nos hablan del Fandango en general y del Fandango de Calañas en particular. También en mi libro "Calañas, un trozo de Andévalo", se menciona el nacimiento de nuestro fandango y se transcriben varias letras de autores diversos.
Gonzalo Clavero Vázquez, hace una introducción al fandango diciendo que es, en esencia, un baile acompañado de cante arábigo-andaluz, seguramente hermano de la zambra y las jarchas mozárabes. Para su estudio, lo dividiremos en dos clases: a) fandango tipo regional o local (el de Lucena) y b) fandangos transformados en especies flamencas de tipo artístico (la malagueña). El fandango de Calañas, pertenece al primer grupo, empezando en 1.977 a sentar las primeras bases para conocer de sus raíces y existencia. Parte de su melodía se consiguió a través de Manuel Vázquez Estévez (tío Manuel, el colorao), de Juan Barrero (Juan Calañas) y también de su hija Lorenza Barrero. La partitura oída y conseguida por Evaristo Ramallo en el domicilio madrileño de la poetisa calañesa Isabel Tejero de los Reyes, tenía el mismo contenido que lo descubierto hasta la fecha y además lo que faltaba para completar el fandango. En 1.978, en el III Concurso Provincial de Fandangos, el de Calañas, recibe el reconocimiento positivo de su existencia. Actualmente, se reconocen dos estilos diferentes de fandangos de Calañas: el antes citado y otro denominado erróneamente como “fandango antiguo de Calañas” ya que su aparición tuvo lugar en la década de los 80, siendo su creador Gonzalo Clavero Vázquez.

Calañas, 2011

1 comentario:

  1. Sí, pero Gonzalo bebió de las raíces y las "fusionó" en su particular manera de interpretación. De ahí lo de calificarlo de antiguo. Buen comentario.

    ResponderEliminar