lunes, 23 de noviembre de 2020

EL LIBRO " AÑO 2440 "

 

Repasando el índice del Archivo Municipal de Calañas, encontré un día una entrada descriptiva archivada en el legajo 56, que contiene dos libros. En el 2º de los libros (1778-1780) aparece: " 1778, Real Cédula por la que se prohíbe la introducción y curso en éstos reinos del libro intitulado "Año 2440" sin nombre de autor ni de impresor ".

Es de suponer que me picó la curiosidad, ya que algo asentado en 1778 y que hable del año 2440 no es para menos.

Por fin he tenido acceso al tema en cuestión y lo relato para quien pueda interesarle.

Parece ser que en el año 1771, Louis-Sebastien Mercier, escritor, dramaturgo y crítico francés del prerromanticismo, publicó la ucronía (género literario caracterizado porque la trama discurre en un mundo desarrollado a partir de un punto en el pasado, en el que algún acontecimiento sucedió de forma diferente a la realidad) "L'Ann 2440" Londres 1771 (falso pie de imprenta). En ella se proponen algunas evoluciones en educación, moral y política que habrían de darse, algunas, después de la Revolución Francesa. Esta curiosa obra fue prohibida por la autoridad ( en España algo después también ) ya que marcaba un cambio en la literatura utópica (imaginativa). Suponía un viaje soñado en el que el autor aparece 700 años después y se encuentra en un mundo cambiado.





La autora, investigadora y traductora española Joaquina Rodríguez Plaza, afincada en Méjico, realizó una traducción del mismo en los años 50.  

 



El año 1778 fue publicada la Real Cédula de S.M. y Señores del Consejo, por la cual se prohibía la introducción y curso en éstos Reinos de un Libro intitulado : Año dos mil cuatrocientos y  cuarenta, con la data de su impresión en Londres año de 1776, sin nombre de autor, ni de Impresor.







CALAÑAS, 2020

miércoles, 18 de noviembre de 2020

EL PIRULITO DE LA CHARCA DEL LAVADERO

La mayoría de los calañeses mayores de 40 años recordarán que entre un edificio que había dando entrada a la huerta de Pepe Casto (ahora hay una pared) y el edificio donde estaba antes la sede de Guadalinfo, había una especie de pirámide de ladrillos que todos llamábamos " EL PIRULITO", donde tal y como vemos en la siguiente fotografía era un lugar de reunión de pequeños y mayores.

Foto de los años 40

En un artículo de la Revista de la Virgen del año 2006, Doña Marina Sánchez Rivera inserta un artículo titulado " Ésta es mi ilusión" y en él, entre otras, describe a la perfección la función de ese pirulito, que por desgracia y como otras tantas cosas en nuestro pueblo han ido desapareciendo a lo largo del tiempo y no precisamente por el paso del mismo, sino por la inculta mano del hombre.

Nos dice Marina: "Cada ser humano guarda en sí restos de un pasado que, porque fueron algo que formaron parte de su historia personal, llenaron de colorido sus primeras andaduras por éste mundo, y en el hoy de cada uno emergen con la misma intensidad de color que aquellos tiempos".

En la zona del lavadero existía y existe, un barranco-arroyo que en épocas de matanzas, las chacineras solían limpiar las tripas de los cochinos para luego ser utilizadas en la elaboración de chorizos y morcillas. Los niños y niñas invitados a las chacinas se iban con las chacineras con la "cruz de sangre en la frente" a subir y bajar, a resbalarse y dar vueltas y vueltas en ese ya desaparecido pirulito. También fue lugar de citas cuando nos íbamos a cazar pajarillos e incluso en sus alrededores, en los cardos, se cazaban jilgueros. No cabe duda que el lugar tenía su encanto por todo lo que encerraba y significaba para nosotros los niños.

Con él, un 20 de noviembre del 2002, fecha de su demolición, se fue parte de la historia de los niños, de los niños de ayer. Cuando por allí se pasa seguro que muchos nos preguntamos ¿porqué te destruyeron? ¿porqué no te trasladaron? si formabas parte de nuestras vidas, de nuestra inocencia, de nuestros juegos.....


No destruyamos, mantengamos el poco o mucho patrimonio de cualquier tipo que tenemos, construyamos y dejemos a las futuras generaciones algo que les recuerde nuestro paso por la vida en Calañas.   

 

CALAÑAS, 2020

 

 

 

martes, 10 de noviembre de 2020

HEMEROTECA (21)

 Dedico ésa Sección con el título genérico de HEMEROTECA, al relato breve de acontecimientos o hechos que tuvieron lugar en Calañas a partir del año 1800 y que considero dignos de conocerse o al menos, algunos de ellos por curiosos.

1963.- El Diario ABC en su edición de Andalucía del día 18 de diciembre, inserta el siguiente artículo de Don Joaquín Caro Romero: 

 

CALAÑAS, 2020
 

jueves, 5 de noviembre de 2020

Nuevos datos sobre el Retablo del Altar Mayor de la Iglesia

En mi entrada de éste Blog de fecha 26 de marzo del 2019, se hablaba del Retablo del Altar Mayor de nuestra Iglesia, haciendo suposiciones fundadas en hechos y bastante acertadas en cuanto a la fecha de realización del mismo. Ahora, hace unos meses, con motivo de mi remodelación y sustitución de la mayoría de las carpetas del Archivo Parroquial, encuentro en una de ellas la siguiente documentación relativa al tema que nos ocupa:




En la Visita a la Iglesia de fecha Febrero de 1711 se dice:

" El retablo del altar mayor es muy viejo y de muy mala calidad, por lo que es necesario hacer uno nuevo para lo se deben aprontar fondos para encargarlo, sacándolo al pregón en Sevilla y Galaroza, admitiéndose el que hiciera mejor dibujo y lo hiciera con más equidad. Así, el 29 de abril de 1712 el escribano público de Sevilla Don Manuel Martínez otorga escrituras por las que se compromete el maestro Pedro Roldán ( El Mozo ) a ejecutar la obra por el precio de 1450 ducados de vellón (15950 reales de vellón). El 6 de abril de 1713, ya tenía terminado el primer cuerpo del retablo.

 

 

En el anterior documento, Don Pedro Roldán, con fecha 10 de enero de 1714, certifica haber recibido de parte del presbítero de la Iglesia de Sta.María de Gracia como mayordomo Don Alonso García Hidalgo la cantidad de 2000 r.v. por cuenta del retablo que está haciendo para el altar mayor de la misma.


Aquí se dice en fecha 20 de julio de 1717 el maestro ensamblador Don Pedro Guisado da por terminados los cuerpos primero y segundo del retablo y que falta por hacer el tercer cuerpo y que lo ponga para final de diciembre de éste año en la cantidad de 4350 r.v.


 

Aquí con fecha 24 de diciembre de 1717, Don Pedro Roldán otorga carta de pago a la Iglesia de Calañas por 1450 ducados de vellón por el ajuste de la ejecución del retablo del altar mayor.

 

El 15 de septiembre de 1718 se colocaba en el Sagrario (dorado por Juan Sánchez Escobar, maestro batihoja (Artesano que hace panes de oro o plata para dorar o platear objetos) del nuevo altar mayor el Santísimo Sacramento.

 

Se colocan en el nuevo retablo dos preciosas esculturas que seguramente procederían del antiguo retablo: El Crucificado que coronaba el altar y la imagen de la Virgen de Gracia. 

 

Tampoco se sabía apenas nada de una bellísima imagen de la Inmaculada Concepción que poseía la Parroquia ni se sabe su autor, aunque sí se mando a Don Pedro Roldán, que con los 1516 reales de vellón que tenía la Obra Pía de Nuestra Señora de la Concepción, fundada por María Gómez Zarza, se estofase de nuevo y se le hiciera un manto.

CALAÑAS, 2020