miércoles, 15 de enero de 2020

HEMEROTECA (11)

Dedico ésa Sección con el título genérico de HEMEROTECA, al relato breve de acontecimientos o hechos que tuvieron lugar en Calañas a partir del año 1800 y que considero dignos de conocerse o al menos, algunos de ellos por curiosos.

1912.- El día 26 de mayo de ese año, el diario La Correspondencia Militar en su número 8963, inserta la siguiente noticia ( en Informaciones de provincias):


1926.- El día 24 de junio de ese año, en el Diario Católico El Siglo Futuro, en su número 5172, aparece la siguiente noticia:


 * Quiero apuntar, que ese médico a que se hace referencia, Don Julián Hernández Márquez, es el por el que más tarde pusieron nombre a la calle "Cañá Chica".

                     CALAÑAS, 2020





 

lunes, 13 de enero de 2020

El Pendón de Calañas


Al igual que la Bandera, Calañas, no posee antecedentes de haber utilizado Pendón, pero para configurar el horizonte simbólico de ésta localidad, se hace necesario distinguir plenamente entre la enseña común, que ya utiliza así mismo la Hermandad local de Nuestra Señora de la Coronada, con la diferencia de que la municipal ostenta el escudo de armas local y la de la Corporación religiosa usa las propias (MM), y que se pretende convertir en genérica del común de vecinos, de otra clase de banderas que solo pueda utilizar el Ayuntamiento, es decir, de su absoluto uso, en situaciones que requieran de alto protocolo, y aquí entra el concepto de Pendón, que tenemos por conveniente recomendar. 




    Este ostentaría, como “bandera al viento” los muebles contenidos en el cuartel propio de su medio cortado y partido blasón, que trae de azur la Cruz de Santiago de gules fileteada de oro superada de creciente ranversado de plata y éste, asimismo, de tres estrellas de oro puestas en faja, superando la cruz a creciente de plata.

     En la Edad Media, el pendón era una enseña usada comúnmente como medio de identificación durante la guerra y en actos protocolarios en tiempos de paz. 


    "El poseer Calañas, Bandera y Pendón es un privilegio y cualquier entrega del Pendón por el Ayuntamiento debe ser considerado como el más alto honor que pueda hacerse a terceros. "


                
 
     La distribución del diseño del anterior Pendón, sería:

     “Pendón rectangular de la proporción de 11x18 con cuatro farpas redondeadas en el batiente, de color azul ultramar, cargado a 2/3 de su anchura, de la Cruz de Santiago roja fileteada de amarillo, superada de creciente ranversado blanco y éste de tres estrellas de ocho puntas amarillas, en faja, superando a creciente blanco.


Bibliografía.-

- Ensayos de Heráldica comparativa. Diferencias y analogías en la armería de la Provincia de Huelva (Juan José Antequera Luengo)

- Calañas, mi pueblo (recopilación de Don Ángel Castilla Méndez)

- Internet  

CALAÑAS, 2020

Nombramiento de Sacristán de la Iglesia

Documento más que curioso el que encontré en casa de mi vecina Juana Baquero, que tiene cuidadosamente enmarcado, en el que se hace el nombramiento de Sacristán de la Parroquia de Santa María de Gracia de Calañas a Don JUAN GARCÍA ROSA, por el Arzobispo de Sevilla Don Marcelo Spínola y Maestre, fechado en 25 de mayo de 1903.

miércoles, 11 de diciembre de 2019

Por la Navidad





A todos vosotros,  hombres y mujeres de buena voluntad, mis familiares, amigos y asiduos de éste blog, os deseo una feliz Navidad y un venturoso año nuevo. Que la felicidad inunde vuestro corazón y la salud os rebose por los cuatro costados. Extended mis deseos a todos los vuestros.  

CALAÑAS, 2019


* La imagen corresponde a un azulejo que hay en uno de los muros de la torre de nuestra Iglesia (se ve desde la media naranja).

El Escudo de armas de Calañas

  El 8 de mayo de 1.971, se hace por D. Vicente de Cadenas y Vicent, un proyecto de rehabilitación del  Escudo de armas para el Ayuntamiento de Calañas, para poder así diferenciarse de los demás Ayuntamientos españoles, cumpliendo de ésta manera las disposiciones emanadas en diferentes épocas, a partir de la Real Orden de 30 de agosto de 1.876, por el Ministerio de la Gobernación.
       Para buscar antecedentes en relación a las posibles armas usadas por el Ayuntamiento y que por tanto pretende justamente rehabilitar oficialmente, se ha consultado a la Sección de Sigilografía, en sus series de sellos originales y de Imprentas, y de éstas, la parte correspondiente a la Heráldica Municipal, Sección de Clero Regular y Secular, Consejos Suprimidos, de Estado y de Ordenes Militares, del Archivo Histórico Nacional de Madrid, las de Hacienda, Gracia y Justicia y Estado del Archivo General de Simancas, los fondos heráldicos que se conservan en el Archivo del Palacio Real de Madrid, la Descripción de los Pueblos de España, cuyo original se custodia en el Real Monasterio de San Lorenzo de El Escorial, la Sección de Protocolos del Archivo Provincial, los documentos que se conservan de la Real Cancillería de Granada referentes a la provincia de Huelva, y los fondos que se custodian en la biblioteca de la Real Academia de la Historia referentes a pueblos de España.En varias de las Secciones aludidas, aparecen datos relacionados con la historia de Calañas, pero en ninguno de ellos, aparecen antecedentes en relación a las posibles Armas usadas por el Ayuntamiento, ni se han podido encontrar antecedentes en relación a su ordenación y adopción por el Concejo. 
     En la Sección de Clero Regular y Secular, no existen antecedentes algunos relativos a la provincia de Huelva, no figurando por tanto documento alguno relativo a la Parroquia de Santa María de Gracia, Iglesia de la Villa de Calañas.
     En la documentación referente al Concejo de la Suprema Inquisición, guardada en el Archivo Histórico Nacional de Madrid, tampoco aparecen antecedentes en relación al Escudo de Armas. 
    Sin embargo, Argote de Molina, autor muy veraz en lo relativo a cuestiones heráldicas de carácter municipal, afirma que a las Armas de Castilla y León, que figuraban entre las antiguas de la villa, se las añadió la Cruz de Santiago, quedando organizadas como las viene usando y como las desea rehabilitar el Ayuntamiento de Calañas y que son: 

  Escudo partido. Primero. Cortado a su vez. 1º. En campo de gules (rojo), un castillo de oro almenado, aclarado de azur (azul) y mazonado de sable(negro) que es Castilla. 2º. En campo de plata, un león rampante de púrpura, linguado y uñado de gules y coronado de oro, que es León. 

     Segundo. En campo de azur, la Cruz de Santiago, en gules, fileteada de oro, acompañada en lo alto de un creciente ranversado de plata y surmontado de tres estrellas de oro, puestas en faja, y en lo bajo, de un creciente de plata. 


                                                                        
            En el Censo que mandó hacer Felipe II, no figura antecedente alguno referente a las Armas de Calañas, así como tampoco en el Catastro formado por Orden del Marqués de la Ensenada, por R.D. de 10 de octubre de 1.749 en las veintidós provincias que constituían el Reino de Castilla y León. 
     Igualmente no existen antecedentes relativos a las mismas en la Escribanía Mayor de Rentas, en sus series de Rentas, Privilegios, Mercedes, Confirmaciones e Hidalguías, aunque sí conservan antecedentes relativos a pechos reales y municipales, Alcábalas y otras cuestiones del Gobierno de la Villa de Calañas, pero sin mención alguna al Escudo de Armas usado por el Concejo de la Villa. 
    Sí se puede constatar que, aunque entre los documentos y papeles de la Orden de Santiago que se conservan en el Archivo Histórico Nacional de Madrid no aparezcan datos relativos a su vinculación de una manera especial a la citada Orden, indudablemente está incluida en su Encomienda, ya que según refiere Argote de Molina, la villa pasa al Patrimonio de la Orden seguidamente de haber sido conquistada por el Maestre de la Orden de Santiago, Pelayo Pérez Correa, como hemos citado anteriormente.
           Con éstos antecedentes, se aconseja la rehabilitación de las Armas del Ayuntamiento de la Villa de Calañas en la forma y manera que centenariamente se venían usando, y en consecuencia, quede ordenado y compuesto su Escudo tal y como antes se ha citado, debiendo timbrarse con la Corona Real, por ser de concesión Real la parte principal y más importante de que se compone el Escudo, Corona  que es un círculo engastado de piedras preciosas, compuesto de ocho florones (5 vistos), de hojas de acanto, interpoladas de perlas y de cuyas hojas salen otras tantas diademas, sumadas de perlas que convergen en un mundo de azur, con el semimeridiano y el ecuador, de oro, sumado de una Cruz y la Corona Real forrada de gules. 
  El Escudo de Armas de la localidad fue autorizado por Orden de 23 de julio de 1.978  del Ministerio de la Gobernación (B.O.E. núm. 234 de 19 de septiembre).

Los datos citados a continuación han sido tomados de la Web "Símbolos de Huelva":


Escudo del municipio


Aprobado: Decreto 1653/1972 por el que se autoriza al Ayuntamiento de Calañas, de la provincia de Huelva, para adaptar su escudo heráldico municipal. (BOE 28/6/1972)
Descripción: Medio cortado y partido. Primero, de gules, castillo de oro, aclarado de azur y mazonado de sable. Segundo, de plata, león rampante de púrpura, linguado y uñado de gules. Tercero, de azur la cruz santiaguista de gules, fileteada de oro, acompañada en lo alto de un creciente ranversado de plata y surmontado éste de tres estrellas de ocho punta, de oro y puestas en faja y, en lo bajo, de un creciente de plata.

Significado: Las armas de Castilla y León junto con las de la Orden Militar de Santiago.

CALAÑAS, 2019 

jueves, 28 de noviembre de 2019

CANTO A LA VIRGEN CORONADA por Encarnación Cutillas

En un mes cualquiera del año 1915, el Juez de Instrucción Don Fernando Conde Hidalgo, encargó a la poetisa madrileña Doña Encarnación Cutillas Lázaro, buena amiga suya, que escribiera, con todas las galas poéticas, la historia de la Virgen de la Coronada, gloriosa Patrona de Calañas.
Para ello el Sr Conde le facilitó todos los datos posibles para llevar a buen término tal encargo, ya que la poetisa carecía del conocimiento necesario del lugar y de la historia, y es más, no había pisado nunca la provincia de Huelva.
A pesar de todo la Sra. Cutillas, se encomienda a la Patrona para que la ilumine en tan delicada petición, poniéndose manos a la obra y decidiendo escribir éste bello relato en estrofas de diez versos de metro endecasílabo.












Dice la autora, que si consigue con su "obrita" aumentar la devoción a tan milagrosa imagen y llevar a los emigrantes que luchan por la existencia al otro lado de los mares, lejos de los suyos, de su patria y de su Virgen, algún consuelo o siquiera un rayo de esperanza, quedará cumplido su propósito y recompensado sobradamente su gratísimo desvelo.
La obra consta de una INVOCACIÓN, una INTRODUCCION y luego narra LA APARICIÓN, LA MINA DE SOTIEL CORONADA, LA ROMERÍA Y PROCESIÓN, EN CALAÑAS Y REGRESO A SOTIEL CORONADA, un RESUMEN que firma en Madrid en mayo de 1915.
Posteriormente, en 1918, una imprenta sevillana ubicada en la Calle Francos número 54, edita y publica dicha obra, de la que creo nuestra Hermandad posee algunos ejemplares. 
 
CALAÑAS, 2019