lunes, 23 de abril de 2012

Terminamos igual que empezamos


Si no estaba de acuerdo con el desarrollo del Plan Romero del Lunes de Traída, mi opinión según lo visto y oído en el día de ayer, Domingo de LLevada, es que, como se dice o decía en los colegios, "necesita mejorar". Hay muchos aspectos que deben cambiarse para que la Romería de la Virgen, en el camino, vuelva a ser lo que era, o al menos se le asemeje. La verdad es que otro día que hemos estado casi más pendientes, salvo algunos tramos en los que el disfrute ha sido total, de la rigidez de los horarios, de colocarte aquí o allá dependiendo de la zona y de procupar ir siempre que pudieses por delante de la comitiva para no verte dentro de una interminable cola de vehículos. Pienso que la Romería propiamente dicha ha estado dividida. Por un lado los romeros de a pié que acompañaban a la Virgen. Benditos romeros. Por otro, los que íbamos en turismos, que no hemos tenido paradas de camino y que estábamos en Sotiel CINCO HORAS antes de que llegase la Virgen, y el colectivo de tractores, etc. y caballistas que también tuvieron que dejar la comitiva en la Cabeza del toro y bajar hasta Sotiel. En fín, ordenados si que estábamos, pero contentos creo que no demasiado.
Siempre he defendido que la Romería debe hacerse a pié, si se puede claro, con la Virgen, y lo sigo manteniendo, pero no todo el mundo puede hacerlo fisicamente y no se han montado infraestructuras alternativas para que podamos dejar la cantidad de vituallas que transportamos en esos días, por eso para multitud de romeros se hace imposible cumplir éste deseo. 
Si éstas técnicas empleadas éste año van a continuar, habrá que plantear desde la Hermandad algunas medidas que palien o mejoren los problemas, intentando encontrar esa solución tan deseada por todos para que NUESTRA ROMERÍA VUELVA A SER LO QUE ERA.

CALAÑAS, 2012  

No hay comentarios:

Publicar un comentario