miércoles, 18 de junio de 2014

Calañas en la Guerra de la Independencia (acciones varias)



           En el DIARIO DE MALLORCA fechado el 26 de junio de 1810, en su número 170, aparece un parte del General Don Francisco Ballesteros donde (hago un resumen) viene a decir:

que el 14 de ese mes había tenido noticias de que fuerzas enemigas muy numerosas se encontraban en el pueblo de Berrocal y que realizaban operaciones en distintos pueblos cercanos, cosa que hice comprobar, con la única intención de destruirme, por lo que al saber de su excesivo número, determiné que todos los Regimientos, a excepción de Serena y la Compañía de tiradores de Moya, marchasen a Calañas para flanquearme y no comprometerme. Dispuse los dos Cuerpos, unos 500 hombres, en parajes oportunos y aguardé así. Las luchas en la zona de Zalamea se iban sucediendo pero el terreno cedido era poco hasta llegar a la altura de El Villar. Atrayendo siempre a los Dragones y por mal camino, llegué al rio Odiel, el que crucé por un vado, llegué a Calañas y al oscurecer me desplacé a Cabezas Rubias. Ésta retirada, ordenada, fue para salvar la división, que era triplicada en número por el enemigo.” 



           En la GACETA DE AYAMONTE fechada el 18 de julio de 1810, en su número 1, hacen una exposición general de la situación por medio de la Junta Militar, para verificar el alcance de la invasión francesa. En ésta Junta, se acuerda publicar una Gaceta cuyo objetivo principal sea dar a los pueblos libres y cautivos, las noticias ciertas sobre nuestros ejércitos, sus movimientos y acciones militares, sin faltar a la verdad. En ésta Gaceta, aparece un parte del General Jefe del Ejército del Condado, don Francisco de Copons, a la Junta Militar, donde informa: 

“que encontrándose en la costa de Moguer reconociéndola, recibió el aviso de que 9000 hombres con quince piezas de montaña atacaban al General Don Francisco Ballesteros, quien iba en retirada en dirección a Portugal y que el enemigo, no pudiéndolo alcanzar se dirigía por la Sierra para tomar su espalda, habiendo llegado a Calañas y Cabezas Rubias.”


Éstos relatos, quizás algo confusos y no demasiado explícitos, solo quieren demostrar que en esas fechas, los franceses estuvieron en el pueblo de Calañas, como así aparece en el Diario de Mallorca y la Gaceta de Ayamonte. 

                 En el DIARIO DE OPERACIONES DE LA DIVISIÓN DEL CONDADO DE NIEBLA, que mandó el Mariscal de Campo Don Francisco de Copons y Navia, desde el día 14 de abril de 1810 que tomó el mando hasta el 24 de enero de 1811, el Capitán Don José Ibáñez, ingeniero voluntario y encargado del diario de dicha división, menciona en muchas de sus fases al pueblo de Calañas, bien por hallarse en él las tropas invasoras o del paso por el mismo de los ejércitos propios o su asentamiento temporal.

              Don Pedro Ortiz Guerrero, en su MANUSCRITO, hace un breve relato del paso de las tropas francesas por Calañas. Dice que entraron en el pueblo el Sábado Santo de 1810, saqueando todas las casas que pudieron, volaron las Capitulares con la pólvora que allí encontraron, haciendo en veinticuatro horas grandes destrozos y llevándose todo lo que cogieron a su paso, entre ellos tres copones y formas consagradas. La colaboración económica del pueblo fue de 218.000 reales de vellón, dieron 156 mozos más de lo que le correspondía en los repartimientos de sus cupo hechos por la capital. Se dieron caballos, mulas, mantas, costales, paños, y todos los granos del Pósito y la Cilla, más de cincuenta cerdos, tocino, etc. para el mantenimiento de los ejércitos.
El día 3 de julio de 1811, se tuvo un segundo saqueo por tropas enemigas, llevándose 120 mulas cargadas de todo lo que encontraron y todo el ganado que había. En aquella fecha se aportaron otros 310.000 reales de vellón para ayudar a la guerra.    

No hay comentarios:

Publicar un comentario