jueves, 31 de enero de 2013

Una opinión personal

         Hace aproximadamente un año que salió a la luz un tema tan poco significativo y trivial como es la determinación del lugar de nacimiento del Sr. Don Luis Bárcenas, por motivos de sobra conocidos por todos, ya que la prensa nacional se encarga de cumplir éste cometido. Entonces, algunos curiosos, entre ellos yo, indagamos, sólo por curiosidad, si realmente era nuestro pueblo el lugar donde se produjo ese natalicio. Los pasos a seguir fueron los lógicos: buscar en los dos registros oficiales que existen actualmente, el civil y el religioso. Cuando nace un niño en un pueblo, se apunta en el Juzgado y, si se bautiza, se apunta en la Parroquia. Pues en ninguno de los registros consultados existía anotado en la fecha que se citaba (creo que era 22 de agosto de 1956), por tanto, hemos de suponer que tal información, al menos, no era tan veraz como parecía ser.
       Hace unas pocas fechas, se ha vuelto a retomar el mismo tema y por la misma cuestión: el lugar de nacimiento de la misma persona. Parece que un hecho, si es que se produjo, como así parece que fué, aunque no se culminara su oficialidad y luego me explicaré, nos preocupe hasta el punto de que se tengan que hacer declaraciones al respecto, ya que no creo que nadie, en el siglo en que estamos, pueda establecer una relación negativa entre las actividades de una persona que supuestamente pudo nacer en nuestro pueblo hace 56 años y donde nadie lo conoce, nadie lo ha visto y nadie sabía de su existencia hasta hace poco, y un pueblo como Calañas.
      Seguí con mis indagaciones y hace un par de días, casualmente, se me informa que posiblemente, éste nacimiento sí se produjo en Calañas, donde sus padres, por motivos de trabajo, se encontraban de paso, y una vez producido el alumbramiento, se desplazaron a Huelva donde el niño fué bautizado en la parroquia del Sagrado Corazón y apuntado en el Registro Civil de la capital.
Si con éstos datos nos quedamos más tranquilos, me alegro de haber contribuído a ello, pero preocupémosnos por cosas realmente importantes, por favor.

CALAÑAS, 2013  

No hay comentarios:

Publicar un comentario