lunes, 25 de noviembre de 2013

EL CAMALEÓN

   Tomando los datos que aparecen en la página de Wikipedia, podemos leer lo siguiente:
    " Los camaleones (Chamaeleonidae, del griego chamai, ‘en la tierra’, ‘en el suelo’ y del latín, leo, ‘león’; ‘león de tierra’) son una familia de pequeños reptiles escamosos. Son famosos por su habilidad de cambiar de color según las circunstancias, por su lengua rápida y alargada, y por sus ojos, que pueden ser movidos independientemente el uno del otro.

      Todos los camaleones son animales diurnos. Su periodo de mayor actividad es la mañana y el crepúsculo.  Los camaleones no son cazadores activos, prefieren sentarse, quedándose horas inmóviles, esperando que una presa pase por allí.  

          Los camaleones viven la mayor parte de sus vidas en solitario, y son bastante agresivos contra otros miembros de su misma especie. El hábito solitario sólo es abandonado en la época de apareamiento, cuando el macho desciende de los árboles en busca de hembras.

            Los camaleones muerden cuando se les provoca, pero el mordisco no es muy doloroso y en caso de que se produzca una herida es conveniente desinfectarla.

         En todo Occidente, el término "camaleón" se usa en el lenguaje coloquial como sinónimo de una persona voluble, que adapta su comportamiento y características a las circunstancias. No siempre el término tiene connotación negativa (de falsedad), pudiendo significar también "flexibilidad". También es bastante utilizado para adjetivar a buenos actores.


           Los camaleones son personajes frecuentes de fábulas, donde generalmente representan bichos lentos, astutos y poco confiables. 

          En ésta entrada vengo a expresar mi posición totalmente opuesta a esas personas que tienen la gran facilidad de cambiar de actitud, de cambiar de color (como el camaleón anterior) según el terreno donde se mueven y a no mantener unos criterios propios, razonables o no, que son los que definen por sí mismos a las personas.
       Hace unos días leí en un blog ( José Temprado) unas reflexiones que traigo a ésta entrada y que comparto:

" ....... son muchas las personas que te dan palmaditas en la espalda y te van criticando por detrás. Son muchas las personas que te dan palmaditas en la espalda y se ríen de ti sin que tú lo sepas. Son muchas las personas que te dan palmaditas en la espalda y junto con otros amigotes te desean lo peor. A todos ésos falsos, hipócritas y malas personas, yo les lanzaría una pregunta. ¿No es más fácil decir lo que pensáis que aguantar a alguien a quien no soportas? Yo creo que quien critica por la espalda es aquél que tiene envidia, que sabe que eres mejor que él o que se niega a reconocer que llevas razón en algo.  ........"

        Podremos compartir o no éstas aseveraciones, pero desde luego falsas no son. Son la pura y dura realidad del día a día de muchas de las personas con las que desgraciadamente tenemos que convivir en nuestros pueblos y a las que sólo podemos tener pena.

CALAÑAS, 2013

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario