jueves, 24 de abril de 2014

Domingo de Pregón y Lunes de traída

Las condiciones meteorológicas locales parece que se aferran a dichos antiguos (" cuando un tonto coge un lindazo....") y otro año más nos han brindado un Domingo de Pregón deslucido y con lluvia, evitando así que una comitiva llena de color, ilusiones, símbolos, juventud y mensaje, pudiera lucirse en un corto recorrido marcado por la proximidad del domicilio del Pregonero al lugar de la proclamación, que otro año más, y van dos consecutivos, era la nave central de la Parroquia de Santa María de Gracia, nuestra Parroquia, que sin duda alguna es el marco ideal para cualquier pregonero por sus condiciones innatas de sonoridad y recogimiento y también por las adicionales que se imponen al escuchante. 

El acto transcurrió conforme al guión previsto y del que todo el que lo compartió con la Hermandad, saque sus propias conclusiones, yo tengo las mías. Después del Pregón, jornada de convivencia organizada por el Cabildo, donde los hermanos pudimos compartir y departir impresiones sobre temas diversos relacionados con las fechas en las que nos encontramos inmersos y partida de los Costaleros de la Virgen para Sotiel Coronada, donde harían sus preparativos para la ya tradicional y emotiva Misa de Costaleros que tendría lugar horas después. Éste año, para mí, con significado especial, ya que uno de mis hijos, el menor, Daniel, hacía su juramento como Costalero de la Virgen. Loable decisión la tuya hijo; a ella llegaste bien aconsejado y te felicito porque se que cumplirás de buen grado con todo lo que te has comprometido. 

 Excelente jornada de convivencia vivida en los soportales de la ermita, donde la Asociación de Costaleros nos ofreció unos exquisitos aperitivos y refrescantes bebidas. Enhorabuena al recién estrenado Costalero Mayor, mi amigo, Domingo Francisco Hidalgo Borrero. De todo esto sabes más que nadie, porque la experiencia es un grado que no se te puede cuestionar, y ganas y amor hacia tu Patrona tienes como el que más.



Los pronósticos para el Lunes de Traída era ya conocidos por todos y paraguas, impermeables y chubasqueros no faltaban en los preparativos para vivir una jornada de alegría que ni tan siquiera la lluvía podría obligarnos a pasarla por alto. Desde hace algunos años, tenemos el aditivo o quizás la incertidumbre de saber el cómo va a desarrollarse el Plan Romero. Con éstas premisas y para los que íbamos en vehículo particular, el cartelito que dice que formamos parte de la ROMERÍA, nos lanzamos a la carretera hasta llegar a la Venta, donde podemos realizar la primera parada, pero sólo hasta antes de las 12, por lo que apenas si tenemos tiempo de bajarnos del coche y sin mesa de sostén, botellín en mano y empanados dentro del maletero, engullimos el primer aperitivo de la travesía. Es verdad que nadie nos apremió ni molestó en la parada. A las doce y cuarto ya estábamos en los alrededores de la ermita, donde desde horas tempranas, según comentarios, se habían adelantado algunos romeros a colocar las playeras y mesas en los soportales, por lo que encontrar un sitio para ubicarse resultó difícil.
Claro que si hubiésemos tenido un buen día nada de esto hubiera pasado. Más de tres horas esperando la ansiada salida de la Virgen para realizar su tradicional visita y despedida a la Virgen de España, en la ermita de las Herrerías. Tregua del agua y se pudo disfrutar "in situ" de unos momentos de devoción y emoción. De nuevo a mirar las normas del Plan Romero, y con las mismas, a correr otra vez, pues si no se salía antes que la comitiva, no podríamos hacerlo hasta que ésta alcanzase el tercer carril, allá en el cruce con la carretera hacia La Torerera.
En apenas media hora, nos vimos de nuevo en la parada de la Venta, donde (y esto no es culpa de nadie) el barrizal era inmenso y el agua que no cesaba nos obligaba a permanecer dentro del coche. A partir de aquí, y ya sin lluvia, se pudo acompañar la entrada triunfal de la Patrona hasta llegar al humilladero y posteriormente hasta la Iglesia, en un excelente ambiente de cordialidad y ganas de pasarlo bien, pues al menos hemos conseguido no vernos agobiados con actuaciones impropias y mal coordinadas. Algo hemos adelantado, claro que a costa de PERDER, para los que utilizamos el coche, EL CAMINO, LA CONVIVIENCIA, EL COMPARTIR. Mi opinión es que se debe seguir trabajando para intentar lograr recuperar éstos aditivos imprescindibles para todo buen romero, y así poder justificar un corte de carretera durante NUEVE HORAS.

CALAÑAS, 2014     

No hay comentarios:

Publicar un comentario