miércoles, 8 de febrero de 2012

Hago mi matanza

Después de muchos años, voy a realizar en mi casa una matanza, bueno, a decir verdad, parte de ella en mi huerta y otra parte, el despiece y selección, en mi casa. De aquella que cito, habrán pasado ya casi 50 años o más. Yo era muy pequeño y apenas si recuerdo cosas concretas, sólo pequeños detalles como la sangre en la frente que no podía faltar, el cojer el cochino por el rabo, meter los dedos en el corte de la barriga mientras el matarife la abría, el jugueteo con las abulagas (o ahulagas) en la candela..en fin todas esas cosas que nos hacía felices a los niños, que solíamos informar a todos los amigos "estoy de chacina".
De ésta que me propongo hacer ahora, diré que es una nueva experiencia sólo realizada para mantener la tradición, para que la vean mis hijos, para, si puedo, salvar los jamones y paletas, para tener en el arcón siempre a mano algo de tocino para asar, que me encanta, y si podemos pasar un buen día trabajando, comiendo y bebiendo con mis invitados. Yo creo que va a merecer la pena, aunque también diré que económicamente no compensa el criar un cochino, ya que los venden de bellota a unos 21€ la arroba, pero no podrás decir que lo has criado tú.

CALAÑAS, 2012

1 comentario:

  1. Buenos recuerdos los de las matanzas. En nuestra casa, bueno en casa de mis padres, siempre se hizo la matanza. Primero en Sevilla, en la huerta, cerca de la Universidad Laboral y del Puente Oran. Aquí con unas características, como era la limpieza y rasurado de las cerdas con agua hirviendo. Cosa que se cambiaron al desplazarnos a la Sierra de Huelva en Zufre, aquí se siguió la tradición del terreno y ya se quemaba al cerdo con la típica Abulaga, durante muchos años matábamos los cochinos alimentados con las bellotas del terreno. Llegue a participar activamente en la tradición familiar y empezaron a enseñarme el arte de como se usaba el cuchillo en el sacrificio del animal.
    Tradiciones, que actualmente están un tanto cambiadas, ya que las condiciones sanitarias y veterinarias, así como las ordenanzas municipales han cambiado un tanto la tradición.
    Que disfrutes de tu matanza y paséis un buen día.
    Saludos de Gabriel.
    http://ggjineteraid.blogspot.com/

    ResponderEliminar