miércoles, 3 de abril de 2013

En plenas Fiestas Patronales

       Llevo algo de retraso con relación a las fechas que estamos viviendo ya en Calañas desde hace unos días, pero es que de momento no puedo estar en dos sitios a la vez. Mi estancia en el pueblo desde el pasado día 27 me han impedido tener actualizadas mis entradas en el blog, cosa que apenas si tiene importancia. Lo verdaderamente importante es que éste año todo está resultando muy diferente para mí. Vivir desde el Sábado de Gloria a sabiendas de que tienes la responsabilidad de formar parte directa en el inicio de las Fiestas en honor de nuestra Patrona, con la proclamación del Pregón de las mismas, es algo que sucede una vez en la vida. Tambíen diré, que por motivos de la lluvia, el acto del Pregón hubo de trasladarse a la Parroquia, hecho que resultó sumamente beneficioso para todos, ya que el recogimiento y la atención que nos dá el sagrado lugar no puede obtenerse en otro sitio. 



         Desde primeras horas de la mañana esperaba impaciente la llegada del Cabildo y la entrega del testigo por el Pregonero del pasado año, José María Ortega López, a mi casa, en Troyano 26. Sobre las 12, entra la comitiva, recibo el testigo (bellas palabras las del antecesor), compartimos viandas, palabras, emociones y un fandango de la voz del Maestrillo, antes de partir hacia la Iglesia, cuya letra fué compuesta en el momento y para esa ocasión. Primeras emociones fuertes. 



Comienza el acto con una parroquia llena a rebosar. La belleza y elegancia de la Galana y Damas, las notas de nuestro pasodoble, las emotivas palabras del mantenedor, Rodrigo Carranza, el detalle de nuestros pequeños narradores, la poesía en la voz profunda del presentador, Ramón LLanes Domínguez, y luego, lo esperado y el eje del acontecimiento, el Pregón de las Fiestas en Honor a la Santísima Virgen de la Coronada, de mi mano. Es algo que JAMÁS podré olvidar. Sobre su contenido, no haré comentarios. Sobre si estuvo bien o regular tampoco, sólo diré que puse MI VIDA EN ÉL.   



CALAÑAS, 2013

1 comentario:

  1. Seguro que fúe un dia inolvidable para ti y toda tu familia, ya que estos actos tan emotivos abarcan a toda la familia y tambien a los amigos.
    Como ya sabes, por cuestiones de salud de mi esposa, no pudimos aistir a los actos del pregon en honor a la Santisima Virgen de Coronada. Con ilusión esperabamos ese dia de tu pregón, pero las circunstancias mandan y no pudicos acudir.
    Seguro que todo el pueblo asistente vibraria con el pregón.
    Saludos de Gabriel.

    ResponderEliminar