lunes, 26 de octubre de 2015

La exposición de Foto-Poemas "COSAS DE CALAÑAS" (I)



Un mes cualquiera del año 1994, Ramón LLanes Domínguez, José Juan Hidalgo Alamillo y Cristóbal LLanes Baquero nos planteamos la realización de una exposición de foto-poemas para poder presentarla en Calañas una vez que estuviera finalizada. 
Comenzaron los trabajos fotográficos, selección de los temas a utilizar, gestiones generales, hacer los poemas para cada foto elegida, impresión, enmarcar y plasmar en cartón pluma cada poema, etc. Después de éstos trámites fáciles de relatar en pocas palabras y que dieron lugar a muchas horas de trabajo, en el mes de julio de 1995, pudo ver la luz en Calañas, en la Casa de la Cultura, la Exposición de Foto-Poemas, titulada "Cosas de Calañas", donde un cuadro en caballete recogía el siguiente texto que explica sobradamente cual fue el desarrollo de éste bello trabajo:


Nos obligaba el alma a plasmar en donde fuera unos arraigados sentimientos, era un deleite al que no queríamos renunciar y una fuerza interior mandaba su impulso en emociones ya predispuestas. Recorrimos en la memoria los mil huecos de la estancia a describir, diseñamos en ella los ángulos concretos, procurando que coincidieran estética y sentimiento, comenzamos a entendernos en los gustos - fácil labor - y una vez conseguido el propósito de los sueños ya consolidados, hicimos el camino a pié con la memoria cuestas para intentar no olvidar lo pensado.

Y así fue como en mañanas de sol de la primavera calañesa sondeamos con temple y gozo el latir de todos los vericuetos que habíamos elegido, observando los tres, la calma, el movimiento y el color, la luz y el alma de los encantos que intentábamos rescatar.

Las sensaciones recibidas son indescriptibles y quedan para nosotros a seguro de guardarlas para la próxima eternidad y hacerlas nuestras para siempre en el placer.

La sorpresa con que recibimos la imagen en el papel se convirtió en otra esperada sublimidad, sólo comparable a las sensaciones más fuertes. Mirábamos perplejos cada detalle de cada foto, cada rincón conseguido, la grandeza del color, el juego de los contrastes y nos dimos cuenta que habíamos conseguido imágenes con alma. Allí estaba el alma también, otro de nuestros inmensos regocijos, quizás el más deseado. Impregnar en la imagen el espíritu de la realidad de las Cosas de Calañas era tarea noble y fue así como ella entró en nosotros más de lo que ya estuviera.

A la imagen le insertamos otra vida, la palabra. Y ahora, vida de luz y palabra se mueven juntas en la obra para que puedan ser observadas, estudiadas y admiradas por quienes lo deseen, con el ruego de que sean sobre todo, Amadas, como mejor tributo a los autores.

Todas éstas emociones fueron el preámbulo a la creación de éstas Cosas de Calañas que con gozo ofrecemos.


         Julio de 1995        José Juan Hidalgo

                                     Cristóbal Llanes
                                     Ramón Llanes





En las sucesivas entradas, iré colocando las foto-poemas que formaron parte de la Exposición, así como datos relevantes relativos a la misma.

CALAÑAS, 2015

No hay comentarios:

Publicar un comentario