martes, 28 de diciembre de 2010

Mi trozo de Andévalo

Sin lugar a dudas, hablamos de CALAÑAS, mi pueblo. Sobre él se han escrito ya muchas y buenas cosas y su nombre aparece a lo largo de la historia ligado a "su sombrero" (sombrero calañés), "su fandango" (fandando de Calañas), "sus abanicos" (los abanicos de Calañas), "su pasodoble" (el pasodoble de Calañas)..... pero si observamos varios de esos conceptos ya son historia, sólo alguno de ellos se han mantenido, con pequeños paréntesis en el tiempo, vivos y casi me atrevo a decir que renacidos, con más vigor que tenían antes.Es evidente que no podemos seguir viviendo del pasado y sí es lógico que intentemos trabajar para poder estar orgullosos de nuestro presente. Cada generación que va llegando va imponiendo su cultura, su saber, sus nuevas inquietudes, sus diversiones, sus conceptos sobre determinados temas sociales, sus ideas y todo unido a su experiencia y aprendizaje que tuvieron de sus mayores, para poder así mantener las tradiciones, que son el fundamento de los pueblos, lo mismo que su historia oral y escrita. Ya lo decía nuestro amigo Manuel Sánchez "los pueblos que se olvidan de su historia, se olvidan de ellos mismos".

Calañas, 2010

No hay comentarios:

Publicar un comentario