martes, 28 de diciembre de 2010

El Cine Troyano

Poco a poco iré trayendo a éste blog recuerdos de cosas que marcaron nuestra vida. La infancia es una etapa que todos recordamos con cariño por los muchos acontecimientos que tuvieron lugar y de los que nos encontrábamos al margen, ya que nuestra única preocupación era el juego con los amigos de la calle, la escuela, la merienda y poco más. Yo soy un enamorado de valorar las cosas pasadas, de no dejar que caigan en el olvido, ya que en su día, tuvieron su encanto y su importancia.


Recordando siempre que puedo a nuestro entrañable Don Manuel Sánchez Pérez (qdep) por sus interesantes e instructivos artículos, extraigo lo que en su día escribió sobre éste tema en particular.

A finales de 1.941 la empresa de Don Alberto Stutz, compró dos casas en la calle Don José Troyano, los números 41 y 43 propiedad de Pepe el Modisto para construir el cine, siendo realizada por los albañiles del pueblo. Fue inaugurado el 8 de octubre de 1.944 con la película Si yo fuera Rey, de Ronald Colman, completando el programa el NO-DO nº 77 de la actualidad Mundial. Nodo número 77 (19 junio 1944)
Además de proyecciones cinematográficas se realizaron espectáculos de flamenco y festivales, actuaciones de magos como Juan García “Garday”, bailes con diversas orquestas, festivales de villancicos, pregones de las fiestas de la Virgen, y multitud de espectáculos debido a su buena situación y capacidad. 
La cuñada de Don Alberto, la Señorita Emilia Llanes era quien regenteaba el cine y mantenía su orden interno.
Como encargados de las máquinas de proyección estuvieron Don Alonso Vázquez Alonso (Alonso el de Anacio, Pedro el de Eugenia, Marina Sánchez y Emilio Naranjo Soltero (el de la mercería Nati) (quién también estuvo de portero varios años).
Hoy, nuestro cine de invierno, como antes se llamaba, está vivo, gracias a la gestión de don Manuel Naranjo Arenas, aunque aún desconocemos cual será la finalidad a que destinará sus remodelados locales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario